10 de junio de 2022

La OA expuso sobre transparencia en empresas y la implementación de RITE

...

En el encuentro, organizado por la Fundación FLOR, se brindaron detalles del Registro de Integridad y Transparencia para Empresas y Entidades.

La Oficina Anticorrupción (OA) presentó los avances del Registro de Integridad y Transparencia para Empresas y Entidades (RITE) ante representantes del sector privado. El RITE tiene como propósito contribuir al desarrollo, mejora y madurez de los programas de integridad, al intercambio de buenas prácticas y a promover ambientes transparentes en negocios y mercados.

El evento fue organizado por la Fundación FLOR (Fundación Liderazgos y Organizaciones Responsables) y tuvo como finalidad conversar sobre los impactos y beneficios que trae este Registro para las empresas.

En primer lugar, Luis Villanueva, subsecretario de Planificación de Políticas de Transparencia de la OA, explicó, a modo de introducción, la importancia de incorporar al sector privado: “Estaba en boga la concepción de que solamente se puede prevenir la corrupción en base al trabajo en la sanción al sector público. Hoy ese paradigma está completamente dejado de lado por las convenciones y los organismos internacionales. La corrupción no es un fenómeno exclusivo del sector público, es un fenómeno relacional; se da donde se cruzan los dos sectores, se da en el mostrador”.

Luego, Paula Honisch, consultora internacional para el BID / PNUD, se refirió a las ventajas de tener un programa de integridad, en función de los dispuesto por la Ley de Responsabilidad Penal Empresaria. “Es una herramienta de cada empresa para conocerse, para protegerse y tener capacidad de reacción”. En ese sentido, destacó que el RITE es de gran ayuda para quienes quieren transitar ese camino. “Mostrar el esfuerzo de integridad en RITE da cierta tranquilidad a quienes miran a la empresa. Es un registro público que va a ser mirado a la hora de contratar proveedores, pero también para las relaciones de privados entre privados. Con el RITE apuntamos a que facilite todos estos procesos”.

Natalia Torres, directora nacional de Ética Pública de la OA, reflexionó sobre “cómo funciona el fenómeno de la corrupción”. Sostuvo que “si lo entendemos como abuso de poder, hay que pensar en la gramática de poder”. Explicó además que se trabajó en la formulación de cuestionarios RITE “que puedan reflejar esta mirada”. Destacó la construcción colectiva del Registro, la “co-construcción en base a entender qué significa hacer estas preguntas en el mundo empresarial, cómo pensar políticas de derechos humanos en ese sector”.

Más adelante, Torres detalló el funcionamiento del RITE. Explicó que tiene una “sección formativa donde hay recursos, herramientas, para poder acompañar la respuesta a los desafíos que genera el Registro”. Destacó que de esta forma la OA quiere “acompañar a las empresas que tengan la intención de desarrollar la integridad” y que el RITE permite “democratizar el acceso a la producción de programas de integridad”.

Al final del encuentro, Villanueva fue consultado acerca del índice de percepción de la corrupción elaborado por Transparencia Internacional. “El índice de percepción de la corrupción es eso, percepción. Se pregunta cómo ve la corrupción del resto a una franja de personas. En general cuando se mira ese informe, no es claro quiénes se expresan, y eso termina en un montón de interpretaciones. Las interpretaciones son libres, lo que acá proveemos con el RITE es una herramienta muy concreta. Es una iniciativa en la que apuntamos a construir y mostrar lo mejor que tenemos”, contestó.

La moderación estuvo a cargo de Noelia Tabó, presidenta del Comité de Asuntos Legales, Gobierno Corporativo y Compliance de FLOR, y Valeria Díaz, integrante de dicho comité.

Todos los derechos reservados. Presidencia de la Nación

Versión: 1.3